Manual de instrucciones para triunfar con una escort

Tener una cita inolvidable con una escort es posible y cualquier hombre puede conseguirla. Con la estrategia adecuada y la mejor actitud, puedes evitar dificultades y las ansiedades más comunes.

No tengas miedo de aventurarte en el fascinante mundo de las acompañantes. Te sorprenderás al descubrir que las más bellas e inteligentes mujeres, también están a tu alcance y pueden hacer realidad todas tus fantasías.

Cita inolvidable con una escort: lo que debes hacer

A continuación te damos algunos consejos para tener una cita inolvidable con una escort. Toma nota y asegúrate de ser totalmente caballeroso en todo momento.

No compliques demasiado las cosas

La primera cita con una escort que no conoces puede estar llena de incertidumbre. Por lo tanto, no compliques demasiado las cosas al tratar de organizar una cena romántica perfecta o incluso planear un día entero.

Por el contrario, mantén las cosas simples y sencillas, pero siempre demostrando que aprecias la compañía de tu escort. Son mujeres inteligentes, seguras de sí mismas y que les gusta ser sorprendidas de muchas maneras.

Deja el estrés a un lado

Aunque es normal que experimentes un poco de ansiedad en tu primera cinta con una escort, tampoco tienes que estresarte innecesariamente. Estar estresado solo te hará ver más nervioso e incómodo.

Ten en mente que cuanto más relajado te sientas, más cómoda se sentirá tu acompañante. Algo que puedes hacer para no estresarte tanto es sentarte en un ángulo recto en relación a tu escort, en lugar de sentarte de frente.

Esto te quitará la presión de intentar completar cada pausa en la conversación y a los dos les permitirá observar un poco a su alrededor.

Prepara algunos temas de conversación

Las escorts de alto standing son mujeres inteligentes, elegantes y educadas, que pueden conversar sobre prácticamente cualquier cosa. En consecuencia es buena idea que prepares algunos temas de conversación para que tu cita con una escort fluya y sea más agradable.

Piensa en el tipo de preguntas que podrías hacerle y algunas respuestas interesantes a las preguntas que ella te haga. Por supuesto no se trata de una entrevista de trabajo, simplemente haz que la charla tenga un tono cortes y educado.

Asegúrate de saber escuchar lo que ella dice

A todo mundo nos encanta hablar de nosotros mismos, pero es un error asumir que tu escort te encontrará tan interesante como tú. De hecho, hablar únicamente de ti envía señales equivocadas y podría arruinar tu cita con una escort.

Lo que si debes hacer es asegurarte de escuchar lo que ella te dice y responderle de una forma apropiada. Algo así como cuando resumimos un punto y a continuación hacemos una pregunta relacionada. Por ejemplo: “Entonces, viviste dos meses en Italia”, ¿Cómo fue esa experiencia?

Debes crear una fuerte primera impresión

Las primeras impresiones cuentan y aunque ciertamente no hay ningún compromiso en una cita con una escort, sin duda es bueno causar la mejor impresión.

Solo le toma un par de segundos a alguien formarse una opinión sobre ti en función de tu comportamiento y tu apariencia. Una excelente manera de causar una primera impresión positiva es simplemente sonreír.

La sonrisa es uno de los hábitos más agradables en una persona pues denota felicidad. Además, al sonreír más no solo comenzarás a sentirte mejor, sino que también proyectarás algo de esa felicidad a quienes te rodean, incluyendo a tu escort.

Igual es conveniente que te tomes un tiempo para vestirte bien, manteniendo tu estilo habitual y adecuado para la ocasión. No irías a un café usando un esmoquin, pero tampoco acudirías a un cóctel con pantalones cortos. Presta atención a esté detalla o si no te verás ridículo.

Se fiel a ti mismo

Las mujeres por lo general valoran a los hombres que son fieles a ellos mismos y con las escorts no es la excepción. No caigas en la trampa de querer imitar a los demás y proyectar una imagen de alguien quien no eres.

Aunque se trate de una cita con una escort que probablemente no volverás a ver, a menos que la contrates otra vez, siempre es bueno que proyectes autenticidad y tu propia personalidad, lo que te distingue y por lo que muchos te aprecian.

Al final no olvides que en una cita con una escort lo que buscas es pasarlo bien, divertirte y disfrutar de una experiencia única que incluso puede llegar a ser entrañable.