Si deseas tener el mejor sexo con un escort gay, aquí te compartiremos los mejores consejos. Ya sea que optes por un rol activo o pasivo. Existen diferentes posiciones que te permitirán alcanzar el orgasmo y gozar al máximo.

Obviamente, al contratar un escort homosexual en Barcelona, es importante que especifiques el tipo de servicio que deseas obtener. Recuerda que la variedad es amplia, y puedes elegir desde el sexo anal, hasta el beso negro, la sumisión, e incluso el fetichismo.

Descubre cómo tener el mejor sexo con un escort gay

En este guía para tener sexo con un escort gay, descubrirás las mejores posiciones para homosexuales. No tengas miedo de experimentar y darle rienda suelta a tus fantasías, en función claro de lo que hayas acordado.

La forma y el tamaño

Es decir, lo que funcione para ti y tu escort gay dependerá tanto de la forma, como del tamaño. Por supuesto no estamos hablando del pene, sino de la forma y el tamaño del cuerpo.

Si eres un hombre alto y tu escort con el que tendrás sexo es más bajo de estatura. Podrás tener sexo en posiciones que dos tipos fornidos encontrarían incomodas.

En cualquier caso, todo se trata de ángulos, distintos niveles de flexibilidad, y la capacidad para mantener o cambiar de posición.

¿Arriba, abajo o versátil?

La mayoría de las posiciones sexuales con un escort gay son posiciones de sexo anal. Sin embargo, también hay unas posiciones sexuales sin penetración igualmente placenteras.

Si quieres tener el mejor sexo con un escort gay en Barcelona, te animamos a que seas versátil. De esta manera no tendrás problemas en intentar ambas posiciones, tanto arriba como abajo.

En algunas posiciones de sexo gay, la parte superior lidera la acción, en otras, la parte inferior es la comanda.

El misionero gay para empezar

Quizás pienses que esta posición es aburrida, pero en realidad es todo lo contrario. Se considera una de las posiciones más fáciles para el dominante, y no tan complicada para el pasivo.

Evidentemente siempre es buena idea el juego previo. En este caso y dependiendo del rol que asumas, puedes hacer sexo oral a tu escort gay mientras esta recostado. Sigue besando y acariciando mientras mueves tu boca hacia sus testículos.

No te límites y recorre todo su perineo hasta alcanzar su ano. Notarás de inmediato que tu escort comienza a gemir y a moverse en dirección a tu lengua.

Utiliza una almohada

Otra cosa que puedes hacer para disfrutar al máximo el sexo con un escort gay, es colocar una almohada debajo de su trasero. Esto ayudará a levantar su cadera y podrás acceder más fácilmente a su ano.

Comienza a frotar tu pena contra su ano y utiliza un lubricante antes de iniciar la penetración.

Contacto visual cara a cara

La posición del misionero gay es excelente para hacer contacto visual y tener una comunicación precisa durante todo el sexo anal. Puedes penetrar o tu escort te puede penetrar lenta y cuidadosamente, esto sin perderte de vista.

Se puede generar un impulso con el que ambos se sientan cómodos. Además, es fácil volver a penetrar porque tienes una vista perfecta.

Con las piernas al aire

Una vez que ambos se sientan cómodos, tu escort homosexual puede mantener tus piernas hacia atrás. Incluso llevarlas sobre sus hombros, en caso de que quieras una penetración más profunda.

Tu escort también podría sujetar tus piernas y llevarlas hacia atrás si eres lo suficientemente flexible.

El vaquero domador

Es posible que esta sea tu primera experiencia homosexual con un escort gay. Tal vez estas un poco nervioso por el tamaño del pene que tienes ante ti. Por ello, colocarte en esta posición podría ser la mejor opción para ti. Como pasivo, tendrás el control.

También es una buena manera de ganar confianza cuando tratas de montar un pene por primera vez. En caso de que comience a doler, puedes reducir la velocidad y descender a tu propio ritmo.

Necesitarás una buena condición física para montar a tu escort gay. Una vez que te acostumbres, querrás subir y bajar, moverte hacia atrás y hacia adelante al mismo tiempo. Serás como un vaquero montando a caballo.

Desde atrás y agachado

Esta posición puede ser cómoda o no para quien recibe, dependiendo de los ángulos. Ten en cuenta que todos los hombres son diferentes en altura, forma y por supuesto tamaño del pene.

Por lo tanto, el ángulo en que penetres o te penetren, influirá en el grado de placer. Si tu escort gay es quien te penetra, él puede comenzar despacio y darte tiempo para que te sientas cómodo.

Por tu parte puedes decirle que retrocederás sobre su pene para tomar el control y marcar el ritmo.

Estilo perrito imperdible

Para terminar no podíamos dejar de lado la clásica posición de perrito. Para lograr más placer, posiciona tu trasero de manera que facilites que tu escort gay te penetre. Si eres tu quien penetra, ponte detrás de tu escort y alinea tu pene con su ano.

No podrán verse las caras, así que es importante ir despacio hasta sentirse cómodos.