Introducir los juguetes sexuales en tu relación de pareja tiene como objetivo incrementar la conexión y el placer. Este tipo de accesorios son mejoras sexuales que le aportan valor a la experiencia mutua.

Los juguetes sexuales en tu relación de pareja

Si nunca antes has utilizado los juguetes sexuales, la perspectiva puede ser cuando menos intimidante. Es posible que te preocupe ofender a tu pareja, o quizás pienses que no le gustará la idea.

Cualquiera que sea el motivo, a continuación te compartimos una serie de recomendaciones sobre cómo abordar este tema con tu pareja.

Los juguetes sexuales son algo normal

Lo primero que debes saber es que proponer a tu pareja usar juguetes sexuales es algo completamente normal y no representa un gran problema. En otras palabras, es totalmente normal querer experimentar con alguien en quien confíes, incluso si dicho juguete es necesario para alcanzar el orgasmo.

Lo importante en todo caso es no amplificar la conversación y al mismo tiempo no preocuparse. No debes olvidar que esto es algo que le estás pidiendo a tu pareja que haga exactamente por ti.

Significa que es un beneficio mutuo, que ambos disfrutarán.

No hay un momento perfecto

Realmente no existe un mejor o peor momento para introducir los juguetes sexuales a tu relación. Tampoco hay una cantidad prescrita de veces que debes haber tenido sexo con tu pareja antes de incorporar los juguetes sexuales.

En muchos casos las parejas comienzan a usar los juguetes eróticos casi de inmediato. En otros casos puede que tarden más tiempo, incluso puede darse el caso que nunca se tenga ese deseo.

También hay que tener en cuenta que aspectos como la menopausia, o tomar antidepresivos. Puede reducir la libido y dificultar el orgasmo, por lo que puede ser la primera vez que se considera introducir el juguete sexual a la relación.

La comunicación es clave

Al igual que el sexo anal, ver porno juntos, o tener sexo por teléfono, la comunicación es fundamental al tocar estos temas. Por lo tanto, antes de probar algo nuevo, tú y tu pareja deben hablar al respecto.

Si no te sientes cómodo hablando de esto fuera de la habitación, entonces no estás preparado para intentar eso dentro de la habitación. En caso de que te sientas nervioso/a al respecto, práctica tus frases por adelantado.

Por ejemplo, puedes decirle a tu pareja “qué piensas si probamos este juguete erótico juntos”. La clave es enmarcar la conversación entorno al placer de la pareja y comunicarlo de una forma en la que no se sienta como algo impositivo.

Tu pareja también puede estar interesada en compartir sus preguntas, sus pensamientos, incluso sus preocupaciones si es que las tiene.

Debes ser específico con los detalles

Hay una gran variedad de juguetes sexuales en el mercado. Por lo tanto, en algún momento tendrás que ser específico. Es decir, debes hablar a detalle sobre lo que realmente te excita y deseas probar.

Esto es importante conversarlo con anterioridad, ya que mientras tú fantaseas con un consolador muy largo. Tu pareja quizás esté pensando en un consolador anal. En otras palabras, abordar el tema de los juguetes sexuales en la pareja, te permitirá hablar sobre todos los diferentes tipos de juguetes.

¿Comprar en línea o en tiendas físicas?

Comprar juguetes sexuales online o en una tienda física son ambas excelentes opciones. Al final la elección se reduce a la personalidad y grado de comodidad de cada persona.

Por un lado, ir a una tienda física de juguetes sexuales es beneficios en muchos sentidos. Los empleados están capacitados para responder todas tus dudas. Esto hace que sea más sencillo encontrar el juguete sexual indicado.

Además es más fácil comprobar las características de los juguetes eróticos. Es decir, su textura, materiales, nivel de vibración, presionar botones y comparar con otros sex toys. Por su parte, comprar en línea te brinda la ventaja de que puedes hacerlo sin salir de casa.

Es una opción mucho más cómoda para las personas que son tímidas o indecisas. Adicionalmente puedes acceder a las tiendas online de juguetes eróticos y mirar los comentarios de otros compradores.

De esta manera tendrás una mejor comprensión del juguete sexual que te interesa comprar. Sin embargo, debes tener en cuenta que la experiencia de una persona con ese juguete sexual, puede no ser exactamente la misma experiencia para ti.