Conoce los 7 principales fetiches sexuales y gózalos con tu escort favorita

Lejos de ser algo aberrante o desagradable, como algunos piensan, los fetiches sexuales con una escort pueden darle a tu vida emoción y vitalidad.  Es decir, lo que realmente define un fetiche, no es la actividad o el objeto del deseo, sino el papel que desempeña en la vida de una persona.

Por lo tanto, no hay nada malo en ser fetichista y encontrar la excitación sexual a través de una cierta preferencia. Además, que mejor que contratar una escort para que puedas satisfacer tu fetiche preferido.

¿Cuáles son los mejores fetiches sexuales con una escort?

Hay que decir que un fetiche generalmente se conoce como un comportamiento por el cual, alguien no puede excitarse sexualmente. También es un término que muchos usan para describir una excitación sexual que se combina con un objeto usualmente no sexual.

Dicho lo anterior, hay una gran cantidad de fetiches que puedes realizar solo o acompañado. En este caso en particular, te compartimos los fetiches sexuales con una escort más placenteros, y que sin duda deberías probar, claro si te atreves.

1. Los azotes o (spanking)

Este es uno de los fetiches más comunes y también uno de los más excitantes. Pueden ser desde simples cachetes en el trasero, a manera de castigo, hasta azotes con látigos o palas de madera.

Por supuesto, todo se realiza desde la comodidad y seguridad. Es decir, debe ser algo que se acuerde con la escort y que esté dispuesta a realizar, ya sea que ella reciba los azotes o los de.

2. Juego de roles

Se trata de un fetiche en el que se representa una fantasía sexual con la escort. También es una forma saludable de representar otras fantasías sexuales, que quizás habitualmente no se pueden llevar a la práctica.

Por ejemplo, si tienes un fetiche con las enfermeras, una escort puede vestirse como enfermera sexy y satisfacer tu fantasía sexual. Sin duda es algo mucho más fácil y seguro, que pedírselo a una enfermera de verdad.

3. Fetiche con los pies

Algunos quizás encuentren inexplicable que alguien puede excitarse con los pies, pero de hecho es más común de lo que imaginas. El fetiche con los pies implica un deseo de adorar los pies a través de actos como besos, masajes y olores.

Además, tener un fetiche de este tipo con una escort puede ser una nueva parte potencialmente emocionante de tu vida sexual. Para el cliente será una fantasía hecha realidad, y para la escort, muchas caricias y masajes en sus pies.

4. Sexo anal

Evidentemente no necesitas tener un fetiche de este tipo para tener sexo anal, pero a muchas personas les fascina enfocarse en esa parte del cuerpo. Si la escort está de acuerdo, este puede ser uno de los fetiches sexuales más placenteros.

El fetiche anal puede ser desde introducir un dedo mientras se tiene sexo vaginal, hasta utilizar un consolador. Por supuesto es un fetiche que requiere tomar algunas precauciones para que la práctica sexual sea segura, como el uso del condón.

5. Controlar el orgasmo

El control del orgasmo es parte del BDSM, puesto que implica un elemento de dominio y sumisión. Es un fetiche sexual que consiste en llevar a la pareja sumisa al borde del clímax, y justo en ese momento obligarla a detenerse.

A menudo esto se hace repetidamente, por lo cual se le conoce como control del orgasmo. La idea aquí es que, durante el tiempo que lo desees, dejes que la escort tome las riendas y determine en qué momento, o cómo tendrás el orgasmo.

6. Voyerismo

Este es un fetiche que se describe como la obtención de placer sexual al ver a otras personas desnudas o teniendo relaciones sexuales. Los servicios para parejas que ofrecen las escorts, son excelentes opciones para satisfacer dicho fetiche.

No obstante, y como sucede con cualquier otro fetiche, se debe participar en el voyerismo de forma consensuada. Esa es de hecho la clave para poder disfrutar al máximo tu fetiche observando lo que hacen las escorts.

7. Sexo grupal

Finalmente, este es otro de los fetiches sexuales con una escort que disfrutan muchas personas. Consiste obviamente, en tener sexo grupal, o lo que comúnmente se conoce como intercambio de parejas.

En consecuencia, es un fetiche que se lleva a cabo con más de una persona. es una experiencia única, a la que ciertamente algunos puede no interesarles, pero sin duda es posible hacerla realidad con una escort de alto standing.